¿Por qué desear ser más conscientes?

     La ciencia nos cuenta que como seres humanos solo somos conscientes de 2000 bits de información, de los 400 mil millones de bits que tenemos la capacidad de procesar por segundo, a través de nuestros sentidos. Esto significa que solo somos conscientes del 0,0000005 % de toda esa inmensa cantidad de información que recibimos! Por ello, cuando miramos a nuestro alrededor, con qué grado de conciencia observamos, elegimos, decidimos?

     Cuando abrimos los ojos y miramos a nuestro alrededor, no vemos la realidad, sólo vemos nuestra construcción de ella, nuestra interpretación de ella. No es “el mundo” lo que vemos, sino el mundo que nuestros sentidos pueden ver, el mundo que nuestro sistema de creencias nos permite ver y el mundo que a nuestra emocionalidad le importa ver o no ver.

       Y si todo lo que percibimos se basa en lo que ya conocemos: ¿cómo podremos llegar a percibir algo nuevo, y en consecuencia transformar nuestra realidad ? La respuesta que nos da el coaching a esta pregunta es: a través de la autoobservación y la autoescucha de nuestras “conversaciones privadas”, compuestas por nuestros pensamientos, creencias y emociones.

       Siguiendo el pensamiento de Ken Wilber, nuestra comprensión o interpretación de la realidad transforma el campo de potencialidades en posibilidades, determinando nuestras opciones y de esa forma manifestando una realidad especifica. Qué significa esto en palabras simples? Significa que, aunque sea importante lo que esté sucediendo en nuestro mundo externo, es más relevante aún, la interpretación que le damos. En base a esa interpretación podemos percibir que un determinado hecho es una oportunidad, una amenaza, o tal vez, simplemente nos sea indiferente. De esta forma, de todas las posibilidades, solo se activan algunas. Nuestra capacidad de cambiar o influenciar nuestra realidad externa parte de nuestra capacidad de cambiar nuestra interioridad, En síntesis, las modificaciones externas se van a producir si se producen modificaciones internas (pensamientos+emociones+ creencias).

¿Que rol juega el coach/coaching en esta búsqueda de mayor consciencia?

    “La vida no tiene que ver con encontrarse a uno mismo. La vida tiene que ver con crearse a uno mismo”—George Bernard Shaw

      Reconociendo que somos creadores y productores de realidades, el coaching nos da la posibilidad de convertirnos en un mejor observador de lo que sucede en nuestro interior y utilizarlo para cambiar nuestra percepción del exterior. Desarrollando la capacidad de observar y elegir en lugar de reaccionar y repetir, nos involucramos en un proceso de aprendizaje en la búsqueda de la transformación externa a partir de la transformación interna.

    El coaching utiliza herramientas para que seamos conscientes de nuevas posibilidades, que están allí pero que no estamos pudiendo percibir. A través de la escucha atenta, sin juzgar, de forma neutral, el coach acompaña e incentiva al coachee a que se escuche a sí mismo y  se observe. Y a través de preguntas abiertas, sin interrumpir, ni adivinar, ni aconsejar, el coach incentiva la indagación interna y facilita la reflexión. Con estas preguntas, se busca identificar y examinar las creencias en base a las cuales construimos nuestra realidad. La clave de todo encuentro de coaching es la toma de  consciencia de estas creencias, para no tratarlas como verdades inamovibles sino comprender que son modificables. Las creencias son muy importantes ya que a partir de ellas diseñamos nuestro presente y futuro.

     En síntesis, el coaching busca explorar la personalidad propia, Nos invita a desarrollar la capacidad de observación, empezando por la propia observación, registrando nuestros estados de ánimo, nuestras emociones y de esta forma intervenir en su diseño. Nos lleva a ir descubriendo que nuestro mundo interno afecta nuestro entorno, y que nosotros somos los diseñadores de nuestro mundo interno. El coaching nos ayuda a integrar nuestros pensamientos (mente) con nuestras emociones (corazón), y a observar nuestros deseos detenidamente, sin juzgarnos, y de esta forma percibir un campo nuevo de posibilidades que solo se abren a los ojos de los que saben mirar conscientemente.


Carolina Bravo Reta. Lic. Adm. Empresa, UBA. Astróloga CASA XI. Coach Integral, Instituto de Estudios Integrales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s